martes, 16 de septiembre de 2008

Écija vs Balona (1-1)

El pasado Domingo 14, la Balona empataba con el colista de la categoria en el Estadio San Pablo de Écija. El conjunto linense tuvo que aguantar el chaparrón que se le vino encima en la segunda parte, ya que la tuvo que jugar con un hombre menos por la expulsión de Marín.
Los primeros minutos fueron de claro dominio ecijano aunque sin peligro excesivo. Los locales dispusieron de una ocasión algo clara cuando un centro de Angulo desde la izquierda se paseó por delante del área pequeña de la Balona sin que nadie rematara. Pero poco a poco se fue asentando la Balona, no porque su juego mejorara, sino porque se empezaron a controlar las escasas acometidas locales. La presencia de tres hombres en el centro de la defensa, como ya se había barruntado durante la semana, estaba resultando muy beneficiosa.Incluso llegó una oportunidad de oro en el primer ataque ordenado de los linenses. A los catorce minutos llegó la primera gran ocasión de la Balona. Fue un centro de Marín desde la derecha que quedó a merced de Enzo Noir, cuyo cabezazo se estrelló en el larguero y luego botó dentro del campo.

Los de Pedro Buenaventura volvieron a tomar el mando del partido aunque la Balona supo situarse para no verse sorprendida. El acoso local era continuo pero sin que David Pérez pasara apuros. Y la Balona, mientras, trataba de aprovechar cualquier coyuntura. De hecho, justo al cumplirse la primera media hora llegó el segundo remate al larguero, esta vez de Jorge Herrero. La jugada continuó y la pelota, aún dentro del área, llegó a Miguélez, cuyo remate a la media vuelta supuso el 0-1.
La segunda parte empezó con un mazazo: la expulsión de Marín por doble amonestación cuando se acababa de cumplir el primer minuto. El Écija atacaba y la Balona intentaba aprovechar las contras, dos de ellas protagonizadas sin éxito ni velocidad por Miguélez. La Balona había desaparecido en ataque.
El acoso local estuvo a punto de plasmarse en el empate a los 71 minutos, cuando la pelota volvió a pasearse por el área pequeña, y en el 72, con un error clamoroso de Aitor Ramos sin nadie que le estorbara.
Pero tanto iba el cántaro a la fuente que terminó rompiéndose a los 76 minutos con el gol del empate, obra de Aitor Ramos. Los minutos siguientes no tuvieron más anotaciones que los continuos ataques locales, sobre todo un disparo lejano de Rubio en el 94 que estuvo a punto de sorprender a David Pérez.

0 comentarios: